• Selene Valerio

Ideas de organización y para decorar con botes de cristal reciclados

¡Hola de nuevo!


Si no eres de las personas que termina un bote de pepinillos y lo lava para poder darle otro uso en el futuro, te estás perdiendo un mundo de posibilidades y empezarás a darte cuenta según vayas leyendo el post de hoy.


En multitud de ocasiones he visto objetos de decoración en diferentes tiendas de hogar que tienen un aspecto artesanal o que parecen haberse fabricado con materiales reciclados. Mi primera reacción es de aprobación porque además de tratarse de un estilo de decoración que me encanta, siempre apruebo el reciclaje y la transformación de tejidos y materiales para aprovechar al máximo todo lo que se produce.

PERO, menuda sorpresa cuando me doy cuenta de que los materiales empleados para la fabricación de ese artículo tienen tanto de reciclado como yo de campeona de triatlón. Lo mejor de todo es pagar cuarenta euros por un falso bidón de leche viejo que ahora es un paragüero.

No te engañes Karen, ni eso es una botella vintage de leche, ni vale cuarenta euros por mucho que lo hayan mencionado en la revista Glamour.


Dejemos el enfado a parte porque no tiene nada que ver con lo que te quiero contar hoy, aunque me parecía necesario mencionarlo al principio para explicar cómo puede uno reciclar un montón de cosas viejas para darles un nuevo uso sin falta de invertir monedas en productos de plástico fabricados en serie.


Ideas para decorar y reciclar botes de cristal



¿Por qué deberíamos intentar reciclar envases?


No se trata únicamente de depositar cada residuo en su contenedor correspondiente sino también de plantearse si se le puede dar una segunda vida antes de tirarlo.

Antes solía tirar todos los botes de aceitunas, patés, tomate frito... porque no me veía dándoles ningún uso y tampoco tenía intención de almacenarlos hasta el infinito.


Tal vez pienses que no tiene sentido guardar botes de conserva porque no se puede hacer mucho con ellos pero lo cierto es que hay un montón de opciones que tal vez te animen a pensarte dos veces si tirarlos o no.


  1. La primera es obvia. Hay que hacerlo por el medio ambiente. Deberíamos no solo reciclar sino reducir y reutilizar todo lo que consumimos, intentando siempre hacerlo con el menor impacto medio ambiental posible.

  2. Has pagado por el recipiente aunque no lo creas y si eres un poco tacaño/a te gustará aprovecharlo al máximo. En este punto me siento especialmente representada.

  3. Te vas a poner más creativo/a intentando darles un uso a todos los botes que vayas almacenando.

  4. Las latas no tienes por qué tirarlas o reutilizarlas, también las puedes vender. En España el kilo de latas de aluminio se paga a un euro aproximadamente. Ya sé que no es el negocio del milenio pero si quieres gastarte unos euros y tienes donde ir almacenando latas. Por suerte las latas de aluminio son 100% reciclables.

  5. Vas a tener almacenamiento infinito no solo para la casa sino también para regalar recetas propias a tus amigos o familiares. No vas a lamentar que no te devuelvan el tupper.

  6. Son la mejor excusa para guardar pasta, legumbres... y por fin pasarse a comprar alimentos secos a granel y empezar a reducir el uso de plásticos.

Si aún no te has convencido es porque te falta inspiración e ideas más concretas para aprender a reutilizar. Por ejemplos que no quede, aquí tienes unos cuantos.


Qué hacer con envases reciclados


  • Aprovéchalos para almacenar salsas, mermeladas caseras o tus propias conservas

  • Puedes usarlos para poner a secar los cubiertos recién fregados

  • Utilízalos como macetas para empezar tu propio huerto urbano

  • Guarda la calderilla que tengas en la cartera (es una forma muy discreta y efectiva de ahorrar)

  • Úsalos como tuppers para llevar ensaladas al trabajo o de picnic

  • Los botes de conservas se pueden usar como vasos. Lo sabrás bien si eres usuario/a de Pinterest o Instagram

  • Si son pequeños puedes usarlos para guardar especias

  • Puedes almacenar discos de algodón

  • Guarda en ellos el café, la harina, tés a granel... hasta las chuches para tu mascota

  • Almacena todos tus alimentos. Cereales, galletas, avena, harina, frutos secos, garbanzos, pasta, fideos para sopa... Suelo hacer esto con envases reciclados de garbanzos ya cocidos o judías verdes. Después de darles un buen lavado, etiqueto cada una con mi Dymo

  • Siempre funcionan bien como porta lápices

  • Conviértelos en dispensadores de pañuelos desechables o servilletas

  • Utiliza botes largos para mezclar bebidas o hacer cócteles

  • Decora todos tus botes pequeños (comos los de paté) y úsalos para guardar clips o chinchetas en tu escritorio.

  • Guarda todos los tornillos, cintas adhesivas o incluso pequeñas herramientas en botes de cristal etiquetados

  • Anímate con el reto de generar tan poco residuo que quepa en un bote de cristal de litro y medio

  • Haz tu propio mug cake sin necesidad de una mug ;)




Cómo decorar con botes de cristal reciclados


  • Crea una lámpara o farolillo. Puedes instalar una bombilla o simplemente usarlos como porta velas

  • Convierte tus envases grandes en terrarios

  • Reviste los botes con rafia, cuerda o ponte creativo/a y prueba el macramé

  • Haz tus propias velas aromáticas

  • Transforma tus botes para convertirlos en jarrones o maceteros

  • Úsalos como accesorios para centros de mesa

  • Improvisa un joyero con los botes que mejor se adapten

  • Decora los botes con conchas



Cómo quitar las etiquetas a botes de conserva


Este momento se puede convertir en toda una pesadilla.

Depende mucho de las etiquetas. Algunas salen solas y para otras necesitas de una hidrolimpiadora kärcher.



Tranquilo/a porque tengo la solución a este terrible problema del primer mundo.

Se trata de poner el bote de cristal a remojo en agua caliente durante al menos veinte minutos. Después de ese tiempo verás que la etiqueta sale sin ningún esfuerzo. Si por el contrario aún te cuesta despegarla es porque deberás dejarla más tiempo en remojo, mas o menos hasta que se evapore el agua... (jiji, es broma).


Una vez que la etiqueta está quitada suelo fregarlos de nuevo para asegurarme de que no queda nada de pegamento. ¡Y ya estaría!


Espero que este post te haya animado a no tirar ningún envase a partir de ahora y a darle al cerebro para idear nuevas formas de usarlos.

No te vayas sin contarme antes si sueles guardar las latas o botes de conservas y para qué los utilizas.


¡Muchas gracias por leerme!


Posts relacionados

♻️ Imprescindibles zero waste para el hogar

♻️ Los mejores consejos para ahorrar energía en casa

♻️ 5 alternativas sostenibles para el hogar que puedes llevar a cabo ahora mismo

♻️ Ideas chulísimas para decorar un apartamento pequeñ



Este espacio ha sido desinfectado

No te olvides de lavarte las manos a menudo

¿Qué te apetece leer?

  • Youtube Wonderlandia
  • Pinterest Wonderlandia
  • Instagram Wonderlandia

© 2020 by Selene. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now