• Selene Valerio

Los mejores desayunos con avena

¡Hola de nuevo!

Uno de mis momentos favoritos del día es el desayuno. No miento cuando te digo que a veces madrugo porque no me aguanto en la cama de pensar que tengo algo rico para desayunar. Y por otro lado pienso que dormir, además de ser maravilloso y muy sano, es una forma de transportarse instantáneamente al momento del desayuno.


No cabe duda de que estás hablando con una profesional del desayuno que valora mucho este momento del día y que se lleva las manos a la cabeza cuando escucha a alguien decir que ayuna todos los días.


Aunque disfrute mucho de la comida, me intento controlar y optar por alternativas no solo más saludables sino que me aporten más energía para poder aguantar el resto de la mañana sin que me tiemblen las piernitas.

Para esto mi mejor aliado es la avena.


No me solía gustar la avena y huía de cualquier alimento que la tuviese. De echo a día de hoy sigo sin encontrarle un ápice de interés a los típicos bowls de avena y agua (o leche). Simplemente no entiendo cómo se puede preferir un pastiche de avena a alguna de las opciones que te traigo hoy.


Tanto si te gusta la avena como si te han recomendado consumirla más y no sabes cómo incluirla en tu dieta, aquí tienes los que para mí son los mejores desayunos con avena.


LOS MEJORES DESAYUNOS CON AVENA



Yogur con avena


Permíteme que empiece con mi desayuno habitual y uno de mis favoritos. Ha conseguido desbancar al clásico café con galletas y eso en mi caso tiene mucho mérito.

Lo que hago todos los días es desayunar un yogur natural (sin azúcar) con avena, canela y trocitos de chocolate negro (mmm...). Lo acompaño de un té verde y ya me siento Supergirl.


Puedes incluir trocitos de fruta, dátiles para endulzarlo un poco, frutos secos, vainilla...

🍑 TIP: Está más bueno con un yogur griego.



Galletas de avena


Una receta con avena que me encanta y que es bastante fácil son las galletas de avena.

Lo bueno de este snack es que además de poder llevarlas a cualquier sitio, son un complemento perfecto para tu desayuno o merienda. Lo mejor es que puedes añadir los ingredientes que más te gusten.


🍑 TIP: Añade virutas de chocolate, dátiles o mantequilla de cacahuete.


Aquí tienes la receta que yo suelo usar para estas galletas de avena.



Pancakes de avena


Otra de mis meriendas favoritas aunque no la haga a menudo, son los pancakes. No te voy a engañar, en este caso mis favoritos no son los de avena sino los de harina normales y corrientes. Pero eso no quita que me encanten igualmente y que los recomiende un montón si estás intentando consumir más avena.


🍑 TIP: Puedes comerlos con grutas, siropes, frutas, chocolate negro... También puedes hacerlos salados.


Aquí tienes mi receta favorita de pancakes de avena y plátano.





Bites de avena


Un gran descubrimiento para mi son los bites de avena, pequeños bocaditos redondos del tamaño de un Ferrero Rocher (aunque nada que ver jajaja) hechos de avena y que puedes hacer como más te gusten.


Para mí es un pecado probar estos bites y no ponerles virutas de chocolate, pero la decisión es tuya.


Una receta de bites de avena que tiene muy buena pinta es ésta.


Barritas de avena


O barritas de granola. Son las típicas barritas de cereales que se venden en supermercados pero que en esta ocasión te recomiendo que las hagas en casa. No son nada difíciles de hacer y de nuevo puedes hacerlas como más te gusten y del grosor que prefieras.


Mi combinación favorita sería con dátiles, mantequilla de cacahuete y chocolate negro. Y coco rallado si me apuras.


Encontré cinco recetas para preparar barritas de cereal caseras.



Smoothies o batidos de avena


Si no has probado nunca a hacer un smoothie, este es el momento.

A mí me resulta la mejor forma de consumir frutas o verduras sin apenas darme cuenta. Además con la práctica acabas cogiendo las medidas exactas hasta que te salen riquísimos.


A tu smoothie favorito añádele media taza de avena y listo.


🍑 TIP: Yo misma he descubierto la receta de smoothie del siglo, un que te prometo que sabe a helado Frigopié. Necesitas una taza de leche, un puñado de fresas y un chorrito de esencia de vainilla. Vas a alucinar.


Otro día publicaré un post con mis smoothies favoritos porque me estoy dando cuenta de que ¡son unos cuantos!



Smoothie bowl


Es básicamente un smoothie pero algo más espeso, de forma que se puede comer con cuchara. Probé el primero hace meses cuando me quedé sin yogur para desayunar y necesitaba algún sustituto más o menos parecido. Fue entonces cuando probé mi primer smoothie bowl de plátano y chocolate.


En la batidora añadí un plátano, leche, avena y cacao en polvo. También puedes hacerlo con yogur natural o griego o con leches vegetales. Y por supuesto existen más recetas de bowls de frutas.


🍑 TIP: La avena en este caso es un mero figurante pero además de darte energía, va a ser un perfecto espesante para darle la textura necesaria al smoothie bowl.



¿Qué te han parecido estas ideas de desayunos con avena? ¿Sueles optar por alguno de ellos para la comida más importante del día?


¡Muchas gracias por leerme!



Este espacio ha sido desinfectado

No te olvides de lavarte las manos a menudo

¿Qué te apetece leer?

  • Youtube Wonderlandia
  • Pinterest Wonderlandia
  • Instagram Wonderlandia

© 2020 by Selene. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now